Preparando conservas con frutas y verduras

Preparando conservas con frutas y verduras

Bienvenidos a salgado alimentos. Hoy vamos a preparar unas muy ricas y saludables conservas para tener siempre a nuestro alcance. Se trata nada más y nada menos que de conservas de frutas y verduras.

Antes de comenzar nos tenemos que encargar de esterilizar los frascos que utilizaremos. Para eso vamos a hervir los durante 15 minutos junto con sus tapas. De esta forma nos aseguramos de eliminar las bacterias.

Tienen que quedar cubiertos totalmente por el agua para asegurar una limpieza segura. Una vez que hayan transcurrido los 15 minutos, los vamos a retirar del agua hirviendo y nos vamos a dejar secar boca abajo sobre un trapo limpio.

Proceso para realizar las conservas

Ahora simplemente tenemos que reservar los envases con nuestras preparaciones. Puede ser con verduras, como por ejemplo el uso más clásico que se le da es hacer salsa de tomate en grandes cantidades para conservar. O también puede ser con frutas, cursó uso más común es el de hacer mermeladas.

Hay que tener en cuenta que existen muchas diferencias entre las frutas y verduras (puedes leer más sobre ello aquí: diferenciaentre.org/fruta-verdura/) por eso es necesario elegir correctamente que vamos a poner dentro de nuestro frasco de conservas. Una de las tantas diferencias es por ejemplo el tiempo de caducidad que tendrá nuestra preparación.

Ahora tenemos que agarrar una olla bien grande y en ella poner los frascos cerrados. Podemos separar los frascos con capas de papel para evitar que se golpean entre ellos.

Acto seguido tenemos que rellenar la olla con agua y está tiene que sobrepasar las conservas por aproximadamente 2 dedos.

Ahora ponemos el agua a hervir y lo dejamos hirviendo a fuego medio durante al menos media hora. Cuando haya transcurrido este tiempo apagamos el fuego dejamos reposar la olla con nuestras conservas hasta que llegue a temperatura ambiente y finalmente sacamos los tarros del agua.

Cómo último paso de este proceso de conserva vamos a secar los frascos y proceder a etiquetarlos correctamente. Para eso debemos pegarles una etiqueta autoadhesiva con la fecha en la cual elaboramos la conserva.

Hay que tener en cuenta que algunas conservas pueden durar unos pocos meses mientras que otras van a durar más incluso un año de duración. Todo depende de lo que hayamos puesto dentro del frasco.

Si tienes alguna duda sobre cómo es el proceso de preparación de las conservas te recomiendo que mires el siguiente video explicativo en el cual se muestra todo el proceso en detalle.

Comparte la receta en las redes sociales!