TARTA FRÍA DE PIÑA COLADA | Postre sin horno | Quiero Cupcakes!

TARTA FRÍA DE PIÑA COLADA | Postre sin horno | Quiero Cupcakes!

Tarta Fría de Piña Colada

Yo sigo aquí con mi huelga de horno así que continuamos con recetas bien fresquitas Y nada fresco y rico que el sabor de la piña colada Sin dudas ese sabor me recuerda a verano, calor, playa, vacaciones, todas cositas ricas y positivas Y que mejor manera que estar positivo que con una tarta fría y deliciosa con todo el sabor de la piña colada

Eso si, esta tarta es apta para todos los públicos porque no lleva ron Aunque si queréis también lo podéis añadir, eso lo explico durante el video Así que si quieres saber como se hace esta deliciosa tarta, pues quédate a ver el video porque la receta empieza ya Para hacer la base de la tarta necesitamos: galletas María, las que yo estoy utilizando son hojaldradas, pero también las podéis utilizar normales Mantequilla sin sal, coco en polvo o rallado.

Y como para esta receta no utilizaré piña en almíbar sino en su jugo pues también utilizaré el jugo de piña que viene en la lata Así no tendremos que comprar jugo de piña aparte Empezamos añadiendo el jugo de piña al coco y removemos para taparlo muy bien Una vez esté mezclado lo reservamos mientras se hidrata el coco Por otro lado vamos a triturar las galletas.

Y como veis lo hago con un procesador de alimentos para que queden bien finitas y también porque es mucho más rápido Pero también se puede hacer con una licuadora o directamente con una bolsita y un rodillo o similar Y ya veis que yo sigo con mis galletas hojaldradas Que desde que las descubrí me encantan para hacer postres por sus texturas Os la recomiendo 100 x 100.

Una vez tengamos las galletas bien trituradas llevamos la mantequilla al microondas unos segundos para derretirla por completo Cuando este derretida la vertemos sobre las galletas trituradas Y también añadimos el coco que ya se habrá hidratado con el jugo de piña Removemos hasta mezclarlo bien Y ya lo tendremos todo listo para hacer una base de coco y piña riquísima.

Utilizaré mi molde desmontable de silicona de 23 cm de diámetro Y ya sabéis que lo utilizo un montón sobretodo para hacer tartas frías Así que ponemos toda la galleta y presionamos con una espátula o con un vaso que tenga la base lisa Ahora si lo tenemos todo bien prensado para obtener una base firme y del mismo grosor Cuando terminemos nos llevamos el molde a la nevera o refrigerador, y mientras seguimos con la receta.

Para la siguiente parte de la tarta vamos a necesitar piña Que como ya os había contado la que estoy utilizando venía en su jugo Así que lo mejor es escurrirla muy bien antes de utilizarla También necesitamos azúcar Nata para montar, crema de leche o crema para batir con un mínimo de 35% de materia grasa.

Coco en polvo o rallado, gelatina en polvo sin sabor o grenetina, leche de coco y más jugo de piña del que venía en la lata Ponemos en un cazo a fuego medio el jugo de piña y lo calentamos hasta que hierva Este paso es muy importante ya que la piña tiene una enzima que se llama bromelina que hace que la gelatina no cuaje Por eso cuando hervimos el jugo de piña destruimos la bromelina y ya no tendremos ningún problema en cuajar la gelatina.

Así que lo dejamos hervir durante 1 o 2 minutos para que no se evapore demasiado Lo retiramos del fuego y lo dejamos enfriar Una vez haya enfriado vertemos el jugo de piña sobre la gelatina en polvo Removemos y lo dejamos reposar durante 10 minutos para hidratar la gelatina Mientras vertemos la nata bien fría en un bowl amplio para montarla.

La batimos a velocidad alta durante 2 minutos Pasado este tiempo estará a medio montar Así que es el momento de añadir la mitad del azúcar de la receta Seguimos batiendo 2 minutos más o hasta que veamos que la nata esta montada Recordad que para que la nata monte más rápido lo mejor que aparte de utilizar la nata fría el bowl y las varillas de la batidora también estén fríos.

Cuando tengamos la nata lista la reservamos por rato mientras seguimos con la receta Ahora en un batidora o licuadora ponemos la piña bien escurrida junto a la leche de coco y el resto del azúcar Lo trituramos todo junto hasta tener una mezcla fina y sin grumitos Y aquí si queréis le podéis poner un poquito de ron y así quedará muy rica Pero recordad que en ese caso la tarta ya no será para todos los públicos.

Ahora ya tenemos la gelatina hidratada Así que la llevamos al microondas para calentarla unos segundos para que se disuelva Una vez esté completamente líquida ya la podemos añadir a la mezcla que tenemos en la licuadora Vertemos la mezcla de piña y coco sobre la nata que habíamos montado antes Y la mezclamos todo con movimientos envolventes.

De este modo mantendremos el aire de la nata y tendremos una textura muy esponjosa en la tarta Cuando lo tengamos todo incorporado entonces agregamos el coco y mezclamos nuevamente Como veis el coco hace que la textura cambie un poco Así que si veis que la crema queda como con grumitos no os preocupéis, es el coco que le acabamos de poner, Y la verdad es que le da un sabor muy rico al conjunto Una vez lo hayamos mezclado muy bien, sacamos el molde de la nevera y ponemos toda la mezcla que acabamos de hacer.

Alisamos la superficie, y cuando la tengamos lista la llevamos a la nevera durante una hora para que cuaje un poco y podamos poner la capa superior Para esta capa necesitamos: mermelada de piña, gelatina en polvo sin sabor o grenetina, agua fría y pasta de coco Como siempre empezamos hidratando la gelatina con el agua fría durante 10 minutos Luego la calentamos en el microondas para que se vuelva líquida Hecho esto, a la mermelada de piña le ponemos la pasta de coco y la gelatina que acabamos de derretir.

Removemos hasta que todo quede bien mezclado Y os cuento que lo de la pasta de coco es opcional Pero así le damos un toque de coco a la cobertura Y si no conseguís la pasta de coco la podéis sustituir por esencia o extracto Cuando lo tengamos mezclado sacamos la tarta de la nevera, ponemos la mermelada por encima y la extendemos

Y ahora si ya la podemos llevar a la nevera un mínimo de 4 horas para que cuaje O si queréis la podéis dejar en la nevera hasta el día siguiente Una vez tengamos la tarta totalmente cuajada ya la podemos desmoldar y decorar Para ello como siempre, os aconsejo pasar por las paredes del molde un cuchillo con un poquito de agua Así despegamos la tarta y no tendremos problemas al retirar las paredes del molde.

Ahora ya podemos desmontar el molde y ver como ha quedado la tarta Si lo veis necesario podemos usar una espátula para alisar los laterales y así dejar nuestra tarta más pulida Para la decoración vamos a hacer algo fácil pero vistoso Así que ponemos nata montada o chantilly en una manga con la boquilla 2D de Wilton Y hacemos unos copetitos por todo el perímetro de la tarta.

Ahora ponemos en cada uno de los copetitos de nata una cereza en almíbar intercalada con unos trocitos de piña Y ya sólo voy a poner un poquito de coco rallado haciendo un círculo pegadito en la nata montada dejando el centro a la vista Así nuestra tarta ya está lista, creo que ha quedado muy bonita con una pinta irresistible Para conservarla debemos mantenerla en la nevera hasta el momento de comerla Ya les voy a enseñar el corte.

Al partirla es suave, y la base es perfecta y no se desmenuza Como veis es un corte que llama mucho la atención, con la fruta en la parte superior Y de sabor os digo que es increíble, ha quedado muy rica, así que os recomiendo probarla.

Comparte la receta en las redes sociales!
1