Cómo debe ser el plato de comida perfecto

Cómo debe ser el plato de comida perfecto

En lugar de pensar en calorías o grasas o en cualquier otro número, quiero que veas la comida como información. Lo que usted se pone en la boca le dirá a su cuerpo que almacene grasa o que la queme, que mantenga una energía constante o que choque con su nivel de azúcar en la sangre, que fortalezca su salud o que la destruya.

Las calorías cuentan, pero las hormonas cuentan mucho más. Usted quiere comer alimentos que desencadenan hormonas liberadoras de grasa, fortalecer los músculos y adelgazar rápidamente, ¿verdad?

Lo ideal es incorporar alimentos óptimos en las proporciones correctas para quemar grasa y permanecer lleno durante cuatro a seis horas. De esta forma, cada comida se convierte en una gran oportunidad para optimizar sus hormonas quemadoras de grasa y sentirse mejor.

Haremos todo esto utilizando el método del plato del buen comer, pero qué es el plato del buen comer te estarás preguntando… simplemente sigue leyendo para descubrirlo por tu cuenta.

Armando el plato del buen comer

Paso 1:

Añadir proteína magra. La proteína es tu bala mágica para una rápida pérdida de grasa: Aumenta la saciedad, apaga la hormona del hambre ghrelin, y preserva el músculo. A diferencia de los carbohidratos, las proteínas no aumentan ni disminuyen los niveles de insulina, por lo que usted se siente más lleno y reduce los antojos.

Idealmente, aproximadamente una tercera parte de su plato contendrá proteínas, preferentemente mitad animal y mitad vegetal.

La proteína animal es su mejor opción. Busque fuentes orgánicas, de granja, sin jaulas, alimentadas con pasto y sin hormonas siempre que sea posible.

Los vegetales y los vegetarianos pueden satisfacer su cuota de proteínas con alimentos como la quinua, las legumbres y las nueces y semillas asadas lentamente o deshidratadas.

Paso 2:

Amontone sobre otra tercera parte de su plato verduras de hoja y crucíferas. Cuantas más verduras no almidonadas consuma, mejor, teniendo en cuenta todos los fitonutrientes, la fibra y el volumen que aportarán a su dieta.

Idealmente, llene aproximadamente un tercio de su plato con verduras, aunque nunca he conocido a alguien que haya comido demasiado brócoli o espinacas. Buena regla empírica: si es verde, es bueno.

Paso 3:

Llene el resto de su plato con carbohidratos de liberación lenta y alta en fibra. A diferencia de los granos refinados que a menudo contienen gluten y se descomponen en azúcar rápidamente en su cuerpo, los carbohidratos enteros sin procesar vienen empaquetados con nutrientes que mantienen el sistema inmunológico, antienvejecimiento y fibra que equilibra el azúcar en la sangre.

Conclusión

Si logras llevar adelante tus comidas con este orden en tus platos, podrás verificar por ti mismo los beneficios del plato del buen comer, principalmente que tendrás buena energía y no pasarás antojos al rato de haber terminado una comida.

Comparte la receta en las redes sociales!

No Responses

Write a response